0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
¡Celebramos el día de la hamburguesa!

¡Celebramos el día de la hamburguesa!

El 28 de mayo es el Día de la Hamburguesa y ojo, que es una efeméride internacional. A nosotros -quizás a vosotros os pase lo mismo-, hay ciertos alimentos que nos traen a la cabeza una determinada escena de cine. Sí, es oír hablar del quizás más icónico de los emparedados y recordar esa conversación de Vincent Vega y Jules Winnfield (o Travolta y Samuel L. Jackson) en Pulp Fiction debatiendo sobre cómo llaman en París al cuarto de libra, al Big Mac o al Whopper. Pero no, hoy no hablaremos ni de cine, ni tampoco de fast food, sino del origen de este plato y del porqué de su onomástica.

Así es, el 28 de mayo se celebra el Día de la Hamburguesa. Y con permiso de nuestros queridos Vincent y Jules, la historia de esta va mucho más allá de la de los establecimientos de comida rápida. Pero, ¿cuándo nació este plato? ¿Cuál es su origen? ¿Por qué esta fecha en su honor?

En cualquier caso, empecemos diciendo que el origen de la hamburguesa no está del todo claro y son varias las teorías sobre quiénes fueron los primeros ciudadanos que degustaron, que disfrutaron de esta forma de preparar la carne que con los años terminó imponiéndose por todo el globo. Vamos a repasar algunas de ellas.

Guerreros mongoles

Para empezar, la teoría que más bucea en la historia nos lleva hasta el siglo XIII, cuando los mongoles crearon el más grande de todos los imperios euroasiáticos. En su momento culminante se extendía desde las fronteras de Polonia hasta el Mar del Este/Mar del Japón y desde los bosques de Siberia hasta el Golfo Pérsico.

Tal extensión requería de una movilidad continua de sus tropas, que a lomos de sus caballos recorrían el este de Europa en busca de nuevas conquistas. Cuentan que los guerreros mongoles guardaban filetes de carne bajo sus cabalgaduras que, con el paso de las jornadas y el roce de las mismas, terminaban convirtiéndose en una especie de carne picada. Algunos añaden que de ahí viene el origen del steak tartar, la ‘hamburguesa cruda’.

el dia de la hamburguesa guerreros mongoles

Los guerreros mongoles transportaban (y machacaban) la carne debajo de las cabalgaduras

Puerto de Hamburgo

Sin embargo, son mayoría los que sitúan el origen de la hamburguesa en el puerto alemán de Hamburgo y que fue allí, a mediados del siglo XIX, de donde salió el nombre de esta forma de preparar la carne.

Época de mucha emigración de ciudadanos alemanes a Estados Unidos, dicen que fueron los europeos que partían de este puerto para ‘cruzar el charco’ los que introdujeron la hamburguesa en el país, que con el tiempo se convirtió en todo un icono que exportar por todo el mundo. Tanto, y a modo de curiosidad, que uno de los índices para conocer el nivel de riqueza en un país es conocer el precio de un ‘Big Mac’ en un establecimiento de su territorio, en lo que se conoce como el índice ‘Big Mac.

Puerto de hamburgo

Puerto de Hamburgo

El Día de la Hamburguesa nació en USA

En esta línea, los hay que defienden como una cuestión de honor que el origen de la hamburguesa no puede estar en otro sitio que no sea precisamente Estados Unidos a principios del siglo XX. Esta corriente llega a aceptar que la forma de preparar la carne pueda proceder, junto con el nombre, de Hamburgo, pero afirman que fue en Norteamérica donde por primera vez se sirvió entre dos panes, dando lugar a este plato tal y como lo conocemos en la actualidad.

Por último, el no va más del romanticismo -y del que nos tenemos que fiar…- llega con quien fecha esa primera vez en que el filete de carne picada fue servido entre dos panes, en un 28 de mayo de 1900. Motivo por el cual se instauró como el Día Internacional de la Hamburguesa.

el dia de la hamburguesa - Nueva York

En Nueva York a principios del s.XX nació el Día de la Hamburguesa

Con la fiesta a casa

Fuera como fuese, lo cierto es que nosotros también queremos celebrar con todos vosotros esta onomástica tan señalada. Y qué mejor que hacerlo apostando por carnes de primera para poder ofreceros un producto de máxima calidad. ¿Un secreto? Picamos nuestras hamburguesas a diario con  carne 100% fresca, por lo que la fecha de consumo preferente no debe superar la semana. ¿Un consejo? Si como a nosotros, os chiflan, congeladlas si no las consumís todas los primeros días. De esta manera siempre las tendréis a vuestra disposición, sea o no el Día de la Hamburguesa.

Y aunque a todos nos gustan, a los más pequeños les encantan. Por eso para ellos os proponemos nuestras Mini Hamburguesas y os lanzamos una propuesta, escogedlas de distintas variedades para que ellos también vayan conociendo las diferencias y eligiendo sus favoritas. Vaca, con un sabor intenso; ternera, suave y tierna; vaca Angus, jugosa y muy baja en colesterol; o vaca Wagyu, un auténtico plato gourmet.

¿Más para nuestros peques? Si ya tienen saque o quieren imitar a los mayores con una de las ‘grandes’, las de Ternera son vuestra opción. 180 gramos de carne procedente de Ávila, de ejemplares de no más de 12 meses de edad. Rosáceas, de fácil digestión y sabor suave.

¿Algo más de sabor? Las de Vaca. Elaboradas artesanalmente a diario con carne picada de piezas frescas de carne cruda, no sometida a procesos de cocción, ahumado, curado o madurado. Ésta es la elección de quien gusta del sabor intenso y no renuncia a la calidad en su hamburguesa.

Con nombre y apellidos

Para terminar con nuestra oferta, dos de esas carnes con nombre y apellidos. Palabras mayores. Hamburguesas de Ternera Angus (raza Aberdeen Angus). La que es considera por muchos como una de las mejores del mundo, se caracteriza por su grasa intramuscular infiltrada, su sabor, terneza y jugosidad, y porque aporta cantidad de grasas insaturadas.

Hamburguesa de Vaca Wagyu

Y nuestra ‘burger’ más gourmet, la de Vaca Wagyu. Su característica principal, la infiltración de grasa en las fibras musculares. El ‘marmoleado’. La combinación perfecta entre sabor y jugosidad en una hamburguesa que conquista a los paladares más selectos.

En definitiva, es tiempo de eliminar prejuicios, pues la hamburguesa, bien hecha, con carne de verdad, superó hace mucho tiempo sus complejos de fast food. Si apostamos por la calidad, por carnes de primera y las sabemos cocinar en su punto… el resultado es espectacular. ¿Ya tenéis una favorita? Os sugerimos organizar una cata con varias de ellas, levantar nuestras ‘burgers’ ¡y brindar en su día!

Relacionados