0 Items - 0,00
0
  • No hay productos en tu cesta
Pollo de corral: 4 recetas tradicionales, 4 provincias españolas

Pollo de corral: 4 recetas tradicionales, 4 provincias españolas

El pollo de corral es un ave de crecimiento lento, una carne firme de color amarillo, y las características exigidas por aquellos consumidores que buscan lo natural en su alimentación.

Los nuestros se crían en semi-libertad y su alimentación está basada en maíz al 60% y cereales, consiguiendo así, una carne exenta de cualquier tipo de aditivo que pueda alterar sus características organolépticas.

Para las innumerables elaboraciones que se pueden hacer con este producto, parece que por costumbre, tradición, falta de tiempo… no solemos sacarle todo  su potencial, que es bárbaro.

Del pollo de corral sacamos: pechugas, muslos o contramuslos, filetes de los dos anteriormente mencionados, o el pollo entero, o los huesos para caldo…

Y podemos hacerlo: a la plancha, empanado, rebozado, en guisos, estofados, al horno…

Entonces…, ¿por qué no salir de la rutina del “pollo asado el domingo, filetes de pechuga a la plancha para comer, nuggets congelados para cenar”, y poco más?

Te hemos preparado 4 recetas tradicionales, 4 provincias españolas, sanas, rápidas y fáciles de elaborar. Esperamos las pruebes, y si te apetece, nos cuentes.

1. Álava: pollo de corral a la vasca

El pollo de corral a la vasca es sencillo y rápido de hacer, muy económico, y se elabora con ingredientes que suelen ser parte de nuestra compra habitual.

Ingredientes:

  1. 1 pollo de corral.
  2. 1 cebolla.
  3. ½ pimiento rojo.
  4. ½ pimiento verde. –O amarillos, o naranjas, ¿por qué no?–.
  5. 300 g de tomate triturado.
  6. 1 guindilla verde.
  7. 100 ml de vino blanco.
  8. 1 l de caldo de pollo.
  9. sal y aceite al gusto.

Elaboración:

Trocea el pollo y sálalo, pela y corta la cebolla en juliana y corta los pimientos en tiras largas.

Pon una cazuela con aceite a fuego medio y cuando esté caliente, añade el pollo troceado y ve dándole vueltas hasta que este bien dorado. Retíralo y reserva.

En la misma cazuela –no añadas más aceite–, echa la cebolla, la guindilla y los pimientos cortados en tiras- –Échales un poco de sal, para que suden bien las verduras–.

Sofríelas a fuego lento de siete a nueve minutos, hasta que estén bien pochadas,  y agrega el tomate triturado durante un par de minutos más.

Añade el pollo que habías reservado, remuévelo bien, sube el fuego a medio y echa el vino blanco hasta que reduzca. –Dos o tres minutos es suficiente–.

Ahora vierte dentro el caldo, déjalo hervir durante 15 minutos, y directo a la mesa.

2. Cáceres: pollo de corral en pepitoria

Pepitoria es la forma española de cocinar carnes, –sobre todo pollo y gallina– y se utiliza cuando a los jugos del cocinado, se le añaden yema de huevo duro y almendra.

Ingredientes:

  1. 1 pollo de corral.
  2. 1 cebolla.
  3. 40 g harina de trigo.
  4.  1 diente de ajo.
  5. Azafrán –unas hebras–.
  6. 150 ml de vino de Jerez.
  7. 500 ml de caldo de pollo
  8. 50 g almendra molida
  9. 50 g almendra laminada
  10. 1 huevo
  11. Aceite de oliva virgen extra, y sal y pimienta al gusto.

Elaboración:

Empezamos con la salsa: corta la cebolla en juliana y póchala con el aceite a fuego bajo en una cazuela. – Ten cuidado de no tostarla, porque cambiaría su sabor y el color del guiso tradicional, que es una salsa de color blanco–.

Mientras tanto, sala el pollo troceado, pásalo por harina y fríelo ligeramente –que no llegue a dorarse la piel– , para sellarlo y conseguir más jugosidad final.

En la cazuela de la cebolla, añade el ajo cortado en láminas y la almendra molida. Remueve con brío y echa el vino de Jerez, dejando que reduzca.

Ya puedes añadir el pollo y el caldo –que debe cubrir prácticamente el pollo–, echar las hebras de azafrán –previamente tostadas– y la hoja de laurel, y dejarlo que se haga, a fuego medio, de 30 a 40 minutos.

Cuando tu pollo de corral esté casi listo, añade la yema del huevo cocido para que espese aún más la salsa y la hora de servirlo, decóralo la clara picada y láminas de almendra tostadas, espolvoreadas sobre el pollo ya emplatado.

pollo-de-corral

3. Madrid: pollo de corral a la madrileña

Si nunca lo has hecho, puedes sorprender a tus invitados con esta deliciosa receta de pollo de corral, originaria de la comunidad de Madrid, y a nuestro parecer, no lo suficientemente reconocida.

Ingredientes:

  1. 4 muslos de pollo de corral.
  2. 50 g de champiñones.
  3. 50 g de jamón serrano.
  4. 50 g de foie.
  5. 1 diente de ajo.
  6. 1 c/s. de pan rallado.
  7. 1 c/s. de mantequilla.
  8. Aceite de oliva y sal.

Elaboración:

Quita la piel de los muslos, y lávalos bien. –si para hacerlo te impregnas las manos con sal, sale de un solo tirón–.

Pon una sartén con aceite a fuego medio, y cuando esté caliente, añade los champiñones cortados en trozos pequeños, hasta que veas que han soltado todo el agua. Escúrrelos y reserva, sin tirar el aceite en el que los has hecho.

En un bol grande, echa el foie, la mantequilla, los champiñones escurridos, el pan rallado, el diente de ajo picado y el jamón, –también picado– y mézclalo todo hasta conseguir una pasta homogénea.

Coloca los muslos de pollo en una fuente para horno y reparte bien el resultado de la mezcla anterior por encima de ellos. Vierte también el aceite en el que hiciste los champiñones.

Calienta el horno durante 10 minutos a 200º, hornea durante unos 30 minutos, y a disfrutar de tu plato de muslos de pollo de corral a la madrileña.

4. Sevilla: pollo de corral a la sevillana

Andaluz como una oliva es este plato, una manera de guisar el pollo de corral, con el resultado “diferente”, que le aporta el sabor de las aceitunas.

Ingredientes:

  1. 1 pollo de corral.
  2. 1 cebolla grande.
  3. ajos.
  4. 15 almendras crudas.
  5. 1 tomate.
  6. 1 pimiento verde.
  7. 100 g de aceitunas verdes –por comodidad, mejor sin hueso–.
  8. Aceite de oliva.
  9. 200 ml de vino blanco –si es de Jerez, mucho mejor–.
  10. Miga de pan.
  11. Pimienta, sal y laurel.

Elaboración:

Empieza picando con un cuchillo –y sin preocuparte mucho por la forma y tamaño porque luego se bate todo–: la cebolla, los ajos, el pimiento, el tomate, las almendras y la miga de pan.

Sofríe todo en una cazuela con aceite a fuego medio hasta que los pimientos se hayan ablandado, y retira esta mezcla al vaso de la batidora, escurrida.

En el aceite sobrante, sella el pollo que previamente habrás troceado, sin que llegue a dorarse la piel.

Ahora pica el resultante con la batidora y échalo sobre el pollo, salpimentado, con el laurel y el vino y déjalo cocer a fuego lento durante 25 minutos.

Un par de minutos antes de retirar tu cazuela con el pollo de corral a la sevillana, echa las aceitunas, que no deben deshacerse y al servirlo puedes acompañarlo con arroz blanco o patatas paja.

Relacionados

Pin It on Pinterest