0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Usos de las pieles de los animales

Usos de las pieles de los animales

Los artículos de este blog pretenden siempre enseñar algo interesante sobre quesos y carnes, hablar sobre la trazabilidad o sostenibilidad de ciertas piezas, y cómo de la mayoría de los animales nos comemos casi todo. Lo de hoy no se come, pero sí aprenderemos los diferentes usos de las pieles de cerdo, vacuno y cordero. No es que vayamos a pasarnos a la artesanía, pero nos vamos a dejar la piel en que aprendáis cosas chulas sobre el tema.

Desde que el ser humano caza, los usos de las pieles de los animales nos ha salvado el pellejo en más de una ocasión… inviernos durísimos, noches a la intemperie… y aunque con olas de calor no apetezca mucho pensar en ello, los vellones de las ovejas, las pieles de vacas, osos, camellos, caballos y cualquier animal con grasa y/o piel suficiente, ha servido siempre tanto para protegerse del frío como del enemigo, para crear herramientas, armaduras -de hecho los ejércitos eran quienes más cuero consumían-, amarrar armas…

guantes tintados - usos de las pieles

Pero no por tener avances textiles y materiales más resistentes para defenderse hemos dejado de usarlas… Actualmente hay varias formas de trabajar la piel y distintos tipos de cuero que varían según su procedencia, e incluso la estructura, la edad, sexo o estación del año en la que se trate la materia prima. El curtido es el proceso que permite transformar la piel del animal muerto en un material listo para poder trabajar de diferentes formas sin que se descomponga y se suele hacer en cuatro pasos: limpieza, curtido, recurtimiento y acabado, que puede ser de las siguientes maneras:

  • Cuero cocido: Se endurece al sumergirlo en agua, grasa o cera hirviendo. Antiguamente se utilizaba para realizar armaduras de cuero, fabricar muebles, encuadernaciones de libros…
  • Cuero teñido: Se tiñen para cambiar los tonos, por ejemplo, para decoración, alfombras…
  • Cuero engrasado: Al engrasarlo tiene mayor resistencia al agua y así ayuda a mantener sus propios aceites naturales.
  • Charol: Se cubre con capas de barniz de poliuretano que ofrece características distintas, para zapatos, sofás, bolsos… el que más brilla.

usos de las pieles - cinturones y marroquinería

Como decíamos antes, varía según el animal que sea. La más utilizada para estos menesteres es la piel de vaca ya que es muy versátil y de buena calidad. Su estructura es compacta, y aun siendo rígida, es flexible a la vez, de ahí su resistencia; menos propensa a roturas que la de otros animales, por lo que puede durar hasta 5 veces más que otro tipo de telas; y además, es suave al tacto. Se usa mucho para fabricar suelas de zapatos, maletines, bolsos, carteras, cinturones… Es ideal para artículos de marroquinería. Si conoces algún motorista ‘clásico’ seguro que alguna vez te ha contado que su ‘chupa’ es de cuero de vaca por su durabilidad y porque repele la humedad, y es resistente al daño del sol y el calor.

Pasamos a hablar de los diversos usos de las pieles de un animal mucho más pequeño, el cordero. Su piel es única entre los cueros dado que se curte con la lana todavía unida a la piel, lo que la hace más elástica, fina, suave pero también resistente; por eso es ideal para chaquetas de cuero más ‘de vestir’ que no necesitan la dureza que mencionábamos antes ya que se ciñen mejor al cuerpo. Estas prendas se consideran casi artículos de lujo, muy demandadas en invierno y por ejemplo unos guantes hechos con esta piel mantienen las manos calientes cuando hace frío, y las chaquetas nos protegen de las temperaturas frías mejor que muchos materiales sintéticos. Las alfombras son una auténtica maravilla de suavidad…

usos de las pieles - de oveja con lana

Y si… ¡del cerdo hasta los andares! Si después de hacer torreznos nos queda algo de piel, también podremos utilizarla. Se trata de una piel muy fuerte y resistente, muy duradera y también muy elástica. Su aspecto es moteado por los agujeros que dejan los pelos, ya que van de 3 en 3 y son muy rígidos. Aquí la marroquinería vuelve a ser su principal uso: bolsos, cinturones, billeteros, monederos e incluso maletines, y como curiosidad, es ideal para forrar el interior de los zapatos.

botas de piel

Echad un vistazo al armario y pensad cuántas prendas tenéis hechas con este material. Seguro que son vuestras favoritas y las más duraderas… no en vano el precio siempre es más elevado. Conseguirlas requieren maña y un trabajo artesano que siempre hay que valorar.

Relacionados