0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
El día de la albóndiga

El día de la albóndiga

Puede que te haya pasado desapercibido, pero esta semana, concretamente el 9 de febrero, fue un día importante en el calendario carnívoro. ¿Por qué? Pues era el día de la tortilla, sí, pero también ¡el Día Internacional de la Albóndiga!

Esas bolitas de carne picada que nos gustan a todos, ya sean de cerdo, ternera, pollo, pavo… y las múltiples versiones que se pueden hacer de ellas, en salsa, pasta, patatas, sopa… ¡algunos incluso las meten en sándwiches! Es un plato conocido mundialmente y en cada país se hacen de una manera distinta. Así que hoy toca hablar de albóndigas:

Carne Picada de Vaca

Sus orígenes

Empecemos, como siempre, por el principio, conociendo sus orígenes, pues es un alimento que lleva con nosotros desde tiempos inmemoriales. Ya en la Antigua Roma se encontraron recetas de bolas de carne picada acompañadas con pan y especias, por lo que podemos atribuirles a los romanos la invención de este manjar. De hecho, eran consideradas como un plato de clases privilegiadas, ya que estos eran los únicos que contaban con cocina en sus casas.

El origen de la palabra ‘albóndiga’ es árabe, al-bunduqah, que significa ‘la bola’. En España se le ha atribuido a Ziryab la invención de la albóndiga, quien fue un músico, gastrónomo y poeta de origen kurdo, considerado uno de los mayores influencers de la historia, pues generó nuevas tendencias gastronómicas, musicales, estéticas y de moda en la corte de Abderramán II.

Las albóndigas rápidamente se convirtieron en un plato típico de la cocina andalusí y fue a través de España como los árabes enseñaron a los europeos a prepararlas.

Albóndigas por el mundo

En cada país existen diferentes recetas y seguro que han conmemorado el día de la albóndiga con distintos sabores e ingredientes, pero vamos a hacer un repaso por algunas de las versiones más populares. En las cartas podréis encontrarlas como frikadellers, kofta, bakso, polpette…:

espaguetis con albóndigas

 

Italia: con lo bien que se les da la carne picada, no podía faltar su plato más reconocido, los espaguetis con albóndigas. Fue una innovación de los inmigrantes italianos en la ciudad de Nueva York, que tenían acceso a un suministro de carne más abundante que en Italia, por lo que el plato se hizo muy popular entre italianos y americanos a uno y otro lado del charco. Suelen hacerlas con carne de vacuno, cerdo, aves de corral o salchichas.

Suecia: Tradicionalmente se sirven con una salsa de carne, puré de patata y salsa dulce de arándanos. Se han hecho famosas a nivel mundial ya que son el plato más demandado de la firma de muebles sueca por antonomasia…

Estados Unidos: Además de las de los espaguetis, también es muy popular el sándwich de albóndigas conocido como meatball sandwich, el plato favorito de Joey en Friends. En el sur del país, la carne de venado o de vacuno a menudo se mezcla con especias y se hornea con forma de grandes albóndigas que se sirven como plato principal.

bocadillo de albóndigas de Joey

Joey Tribbiani es el mayor embajador del meatball sandwich

América Latina: en Chile se hacen similares a las nuestras, con pan rallado, huevo y perejil, pero se cuecen en un caldo de carne y se acompañan de arroz; en Argentina las preparan hervidas, fritas o al horno y en Colombia las acompañan de frijoles, lentejas, sopas de verdura o arroz

China: Se preparan con carne de cerdo y su tamaño varía entre los 5 y 10 cm de diámetro. Se cocinan al vapor, hervidas o crudas. Se suelen acompañar con salsa de soja y las variedades más pequeñas se toman en una sopa con vegetales.

sopa para el día de la albóndiga

En España también utilizamos diversos tipos de carne picada para hacerlas, pero sobre todo son de ternera, de cerdo o una combinación de ambas -que tiene la jugosidad del cerdo pero menos grasa que si fueran 100%-, aunque también son muy comunes las de pollo, y de hecho os dimos una receta hace poco. Los ingredientes básicos que no deben faltar para hacerlas, además de la carne elegida -ojo, también se pueden hacer de pescado, pero nosotros hablamos de lo que más nos gusta….- son huevo, ajo, perejil, sal y pan rallado, además de harina para darles forma. Hay quien añade miga de pan, frutos secos, trocitos de encurtidos, queso… ¡imaginación al poder! Después de bolearlas se fríen y a partir de aquí empieza la creatividad.

En cuanto a las salsas más populares -porque aquí las solemos comer como plato principal, acompañadas de patatas, arroz o puré-, encontramos las básicas de tomate (con bien de cebolla pochada, ajo, y laurel para darle sabor) o salsa española (con mantequilla, harina, licor y reducción de caldo de carne), capaces de realzar el sabor de estas y muy fáciles de hacer.

Como veis el Día de la Albóndiga es un día para festejar por todo lo alto ya que este delicioso plato se disfruta en todo el mundo y cada cultura tiene su manera de prepararlas. ¿Quién puede resistirse a ellas?

Relacionados