0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Duelo quesero a tortas

Duelo quesero a tortas

Se parecen mucho pero no se llaman igual -de hecho por ley no pueden- y nos picaba la curiosidad… hasta que apareció el ácido e irreverente equipo de El Comidista, de quienes siempre aprendemos algo entre carcajadas, para explicárnoslo. De su videoreportaje de hace unos meses nos vamos a nutrir para contaros esta ‘pelea entre Villarriba y Villabajo’, con la diferencia de que aquí, tanto en Cáceres como en Badajoz, saben hacer sus respectivos quesos la mar de bien.

Nos entró la duda y nos la resolvió Mikel López Iturriaga en un vídeo que hoy vamos a desgranar con gusto confiando a ciegas en su labor de investigación. No se llama plagio si confesamos que el trabajo de campo lo ha hecho él… ¿verdad? Vamos a contaros la historia a nuestra manera y al final, si queréis, veis su repor y además os echáis unas risas.

Resulta que en Extremadura son muy famosos ciertos quesos cremosos que se hacen prácticamente igual -aunque lógicamente cada casa y afinador le aporta su toque- pero no llevan el mismo nombre. Efectivamente, hablamos de la Torta del Casar y el Queso de la Serena. Rivales presentados. ¡Empiezan los asaltos! Sacamos el pan y empezamos a untar para saber de lo que hablamos mientras se ‘pegan’…

Queso ahumado de Pría

Torta del Casar

Ambos se hacen con leche cruda de oveja (el de la Serena en exclusiva con Merina y el del Casar mezcla); se cuajan con flor de cardo y se coagulan más o menos a la misma temperatura; se voltean y se les hace la corteza de forma similar; a los dos les ponen una telita a modo de fajín para controlar su silueta y tamaño ya que son muy blandos por dentro; se maduran -cada uno en su ‘casa’- durante aproximadamente 60 días; ambos tienen su D.O.P. y la verdad… está tan bueno el uno como el otro. Malos jueces para esta batalla vamos a ser si se trata de juzgar el resultado.

Pero volvemos al nombre, que fue por lo que en su día hubo polémica… Uno se llama torta y el otro no por un litigio que se resolvió en 2017 en el que el Tribunal General de la Unión Europea sentenciaba que el término ‘torta’ era una “denominación tradicional no geográfica” que solo se podía atribuir a los quesos elaborados de esa forma en Casar de Cáceres… bueno, y en los 36 términos municipales cercanos en los que están las 7 queserías certificadas, que son las que pueden poner la pegatina sin problema. En definitiva: en la Serena ahora se tienen que llamar solo ‘queso’… ¡pero qué queso, oiga! ¿Qué más da el nombre?

Queso Torta de la Serena

Queso de la Serena

Y es que más allá de los tribunales, el combate que hemos venido a disfrutar nosotros mientras masticamos podríamos dejarlo ‘en tablas’ porque ambos están de infarto. El cacereño es más cremoso y fuerte; el pacense más amargo y tiene más variedad de texturas… los hay más licuados y más curados, que prácticamente pueden comerse al corte. El caso es que hasta los extremeños los confunden en una cata a ciegas y de hecho os animamos a ponerles a prueba si tenéis alguno cerca… Si no es el caso, también podéis encargarnos uno de cada, hacer concurso en casa y contarnos cuál es vuestro favorito. ¡Que suene la campana!

Por cierto, ¡aquí podéis ver el divertido video de El Comidista!

Relacionados