0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
En Navidad, el cordero no puede faltar

En Navidad, el cordero no puede faltar

Aunque la carne de cordero es uno de esos productos  que se puede disfrutar a lo largo del año y que por su versatilidad y distintos tipos de corte permite improvisar infinidad de recetas, es indiscutible que se trata de un plato que ocupa muchas mesas durante la Navidad, con permiso de otros clásicos como el cochinillo, el pollo, el redondo o los pescados.

Si quieres ir tachando cosas pendientes de tu lista de la compra para estas fechas y sepas bien qué y cómo elegir, asegurándote de que la carne mantiene toda su calidad para dar con el cocinado deseado, sigue leyendo:

Los distintos nombres del cordero

Para elegir un buen cordero hay que comenzar por fijarse en la calidad que queramos comprar, cuyo precio variará según el que queramos. En España tenemos cuatro tipos de cordero que se distribuyen a lo largo y ancho del país, estos hacen referencia a las denominaciones comerciales que recibe su carne: el lechal (con mes y medio de edad y 7kg de peso como máximo, es el más caro al tener la carne más tierna por haberse alimentado solo de leche materna), el recental o ternasco como se conoce en Aragón (con 4 meses de edad y 13 kg de peso como máximo y una dieta basada en leche y pienso), el pascual (entre 4 meses y un año de edad y un sabor más intenso, pues se alimenta de pienso) y el ovino mayor (con más de un año de edad, aunque poco consumida en España, es muy apreciada por la comunidad Halal).

Una vez decidas qué cordero se ajusta a tus necesidades culinarias, para garantizar frescura debes de tener en cuenta que la carne presente un color natural con aspecto firme y sin humedad, que tenga un punto de grasa equilibrado y sus huesos presenten un corte limpio con trazas de sangre en su interior, lo que garantizará su frescura.

En Solobuey apostamos por productos gourmet y carnes de la mejor calidad, y con nuestro cordero lechal, seleccionado minuciosamente, queda garantizado. Procedente de Castilla León, de la raza Churra, no supera los 3 meses de edad y oscila entre los 6 y 7 kilos de peso. Su carne es tierna y sabrosa al haber sido alimentado únicamente con leche materna. Dentro de nuestro catálogo encontrarás una amplia variedad de cortes como la pierna de cordero lechal, la paletilla, las chuletas o el cordero en cuartos.

Cómo conservarlo

En la nevera debe conservarse a 4ºC no más de dos días, pero si no tienes el calendario a tu favor y necesitas esperar unos cuantos días más lo mejor es que lo congeles a -18º. A la hora de descongelarlo, puedes hacerlo mediante el refrigerador o bajo agua fría, aunque la primera es la más indicada para facilitar una descongelación lenta, por lo que debes acordarte de sacar la carne un día antes.

A la hora de cocinar…

Por piezas lo más habitual es cocinar pierna o paletilla, ya que requiere una mínima preparación y una vez en el horno el resultado es fantástico. Pero otra opción por la que apostar es el costillar o las chuletas, que a la parrilla vuelta y vuelta son toda una delicia. Se puede optar por un tradicional asado o innovar con preparaciones más actuales, como las que ocupan muchas propuestas de la alta cocina.

Relacionados

Pin It on Pinterest