0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Platos de cuchara para huir del frío

Platos de cuchara para huir del frío

Son el mejor aliado a la hora de combatir la bajada de temperaturas. Además de consistentes por la copiosidad que caracteriza sus recetas, son tremendamente sabrosos y forman la identidad gastronómica de las regiones de donde proceden. Recorremos el país a fuego lento para mostrarte los más emblemáticos.

 

Cocido gallego

A Galicia no le hacen falta presentaciones en lo que a culinariamente se refiere. La comunidad tiene 300 fiestas gastronómicas a lo largo del año y una de ellas se la dedica a su cocido gallego el 4 de febrero, en la localidad de Lalín. El plato consiste en un caldo elaborado con berza, patata, garbanzo, alubia blanca y grasa de cerdo para darle untuosidad, al que además se añade más carnes como la oreja y la cabeza del cerdo.

Fabada Asturiana

La legumbre con la que se elabora, la faba, le da nombre al guiso, que junto con cebolla, laurel y unas hebras de azafrán se cocina con el compango, un festival de carnes por el que desfila el tocino, el jamón, el chorizo y la morcilla. El mismo que puedes encontrar en Solobuey si decides hacerlo. Difícil resulta quedarse con hambre después de una buena ración por su alto contenido de calorías y grasa.

Cocido Montañés

Cantabria es el origen de este puchero que se come de un solo vuelco. Un plato pantagruélico al que poco le falta pues, excepto garbanzo, incluye lo mismo que sus parientes de otras regiones.

Cocido madrileño

Uno de los platos más representativos de la capital –junto con los callos- y más revitalizantes. Suele servirse en tres vuelcos: la sopa con fideos, la verdura con los garbanzos y, finalmente, las carnes que incluyen morcillo, tocino, gallina o pollo, morcilla y chorizo, además de huesos de jamón. Un preparado que también están disponibles en nuestra tienda online.

 

Cocido Maragato

Los inviernos de Castilla y León son largos y fríos y su cocido se come al revés, ¿será para que al comenzar con lo más consiste se entre antes en calor? Razones aparte, debes saber que primero se empieza por la carne, después se toman los garbanzos, junto con las patatas y la verdura, y por último la sopa.

Marmitako

En este popular guiso vasco toma su ingrediente principal de la mar. El bonito es el protagonista al que le acompaña la patata y el pimiento y que a pesar de que se consuma más en verano, se echa igualmente de menos en invierno.

Olla podrida

Aunque ya era famoso en el Siglo de Oro, tanto para Cervantes, Lope de Vega o Quevedo lo mencionaran en sus obras, su origen se remonta a la Edad Media y a día de hoy se ha convertido en la madre de todos los cocidos. A pesar de que su nombre no invite a probarlo, es de las cosas más ricas que han nacido de Burgos. Las alubias rojas y la bola de relleno que en ocasiones se añade, son los ingredientes que la diferencian de otros populares pucheros de este tipo.

Pochas

La pocha es una variedad de alubia típica de Navarra y especialmente en Tudela crecen las más ricas, aunque frescas solo se consiguen desde julio hasta la mitad de septiembre. Es un guiso sencillo que no precisa más que tomate, cebolla y pimiento choricero para convertirse en un plato redondo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionados

Pin It on Pinterest