0 Items - 0,00
0
  • No hay productos en tu cesta
4 recetas para el Día de la Madre

4 recetas para el Día de la Madre

Este domingo celebramos este día tan especial y una idea genial es sorprender a nuestras madres con un menú casero como el que ellas llevan haciéndonos toda la vida. Os proponemos cuatro recetas con ternera, pollo, cerdo y cordero, así, sólo tienes que averiguar la carne favorita de tu madre y ponerte manos a la obra, ¡seguro que aciertas!

  1. Presa ibérica al horno: para las mamás sibaritas

Este corte tiene una gran infiltración de grasa, lo que hace que sea una carne jugosa y sabrosa. Está buenísima en la sartén con un poquito de sal, pero si quieres darle una vuelta de tuerca te dejamos esta estupenda receta con la que agasajar a tu madre y a toda la familia.

Necesitarás una pieza de presa, manteca de cerdo, un vasito de vino blanco seco, sal, pimienta negra recién molida, una hoja de laurel y hierbas aromáticas a tu gusto: tomillo, orégano, hinojo, romero… Todas le van bien, y si tienes dudas… ¡pregúntale a mamá!

Salpimentamos la pieza de presa ibérica y la doramos en la manteca de cerdo y las especias en una cazuela. Solo será necesario el tiempo justo para que la carne dore y se selle bien por todas partes. La terminamos de hacer en el horno en una bandeja con los jugos de la cazuela y añadimos el vaso de vino por encima. Lo cocinamos durante unos 20 minutos a 190º. A mitad de cocción le damos la vuelta y regamos con los jugos de la bandeja. Sírvelo bien calentito y… ¡asegúrate de servir primero a la homenajeada!

presa ibérica al horno

  1. Ternera asada con manzana y orejones: para las mamás más dulces

¿Qué tal un toque dulce a la carne? Si le gusta la fusión de sabores, seguro que tu madre quedará encantada con esta receta. Nuestro solomillo de ternera de Ávila es uno de los cortes más valorados y está buenísimo con cualquier guarnición pero este plato levantará aplausos en la mesa.

Necesitarás un solomillo de ternera, 200 ml. de vino tinto, 500 ml. de caldo de ave, 4 manzanas Golden, 150 gr. de orejones, 50 ml. de brandy, una rama de canela, medio limón, aceite de oliva, sal y pimienta.

Salpimentamos el solomillo y lo doramos en una sartén. Después lo colocamos en una bandeja de horno engrasada con un poco de aceite a 180º, añadimos el vino tinto y dejamos que se evapore. Después añadimos el caldo y seguimos cocinando durante 30 minutos, regando la carne cada 5 minutos. Mientras tanto, pelamos las manzanas y las troceamos. Las ponemos en un cazo con los orejones, el brandy, la rama de canela, el zumo de medio limón y un trozo de su corteza. Cubrimos con agua y cocemos hasta que la manzana esté tierna. Cuando la carne esté asada, la sacamos del horno y recogemos el jugo en una cazuela. Lo reducimos al fuego y añadimos un poco del almíbar de cocer la fruta. Cortamos la carne en rodajas y la servimos rociada con la salsa y acompañada por la fruta cocida. ¡Hasta tu madre sentirá envidia de no ser ella la cocinera!

2. Ternera asada con manzana y orejones

  1. Chuletas de cordero lechal con salsa de menta: para las mamás viajeras

Este plato no pasará desapercibido para las madres más internacionales que suelan buscar inspiración en recetarios de todo el mundo. En este caso, es una receta típica de Inglaterra. La menta no enmascara el sabor del cordero, sino que lo ensalza con un ligero aroma refrescante, y con nuestras chuletas de cordero lechal, que proceden de animales de entre dos y tres meses que sólo han sido alimentados con leche materna, el resultado es perfecto.

Necesitarás 1 kilo de chuletas de cordero lechal, sal, 2 o 3 ramitas de menta fresca, un vaso de agua, tres cucharadas de azúcar y 2 o 3 cucharadas de jugo de limón.

Para que las chuletas queden al punto es importante que la plancha esté bien caliente para evitar que la carne cueza y pierda jugos. Se deben asar a fuego vivo. Para la salsa, se lavan las hojas de menta, se pican y se reservan. En un cazo, se mezcla el agua con el jugo de limón y el azúcar. Se remueve y se pone a fuego lento, removiendo para acabar de disolver el azúcar. Se elabora un almíbar y cuando empiece a espesar, se retira del fuego. Se añaden entonces las hojas de menta picadas y se deja reposar durante unas horas. Júntalo todo en el plato y sírvelo pero cuidado… que a lo mejor despiertas el ‘gusanillo’ en tu madre y quiere irse a explorar las cocinas del mundo.

Chuletas de cordero lechal con salsa de menta

  1. Alitas de pollo en salsa picante: para las mamás atrevidas

Seguro que tu madre te ha hecho mil veces alitas de pollo pero… ¿os atreveréis con el plato más hot de la primavera? Solo para las madres más intrépidas y audaces te dejamos esta receta, por supuesto con el mejor producto.

Necesitarás una bandeja de alitas de pollo de corral, sal, 300 ml de vino blanco, 60 ml de Bourbon o brandy, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharada sopera mostaza, 2 cucharadas soperas de salsa barbacoa y 1 cucharada sopera de Tabasco (o más… dependiendo de lo valiente que sea tu madre).

Lo primero es mezclar todos los ingredientes para hacer la marinada. Introducimos las alitas de pollo en la mezcla y las dejamos reposar como mínimo una hora. Pasado este tiempo precalentamos el horno a 200º, colocamos las alitas en una fuente para horno, les ponemos sal al gusto, las regamos con 100 ml de la marinada, tapamos la fuente con papel de aluminio y horneamos durante 20 minutos. Mientras tanto ponemos el resto de la marinada en un cazo a fuego medio para que hierva y se evapore el alcohol, reduciendo hasta formar una salsa espesa. Pasada la media hora, sacamos las alitas del horno, retiramos el papel de aluminio, echamos la salsa por encima y llevamos de nuevo al horno esta vez sin tapar durante otros 20 minutos, subiendo la temperatura a 250º durante los 5 últimos minutos para que se doren. Puedes servirlas con arroz o patatas y seguro que triunfas.

4. Alitas de pollo en salsa picante

Relacionados

Pin It on Pinterest