0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Llenamos la casa de adornos navideños naturales

Llenamos la casa de adornos navideños naturales

En estas fechas tan señaladas vemos cómo las luces y adornos navideños invaden el ambiente de todas las calles, comercios… Y seguro que vuestras casas también lo están, a no ser que el gato se haya encargado de que desaparezcan. No faltarán las bolas brillantes, belenes, coronas y personajes navideños como elfos, papás noeles o reyes magos trepando por los balcones… Pero hoy venimos a hablaros de algo más elegante y ecológico: ¿qué tal una de adornos navideños naturales? Cítricos deshidratados, piñas o ramitas del campo van a ser los ingredientes de este post. Con ellos evitaremos el exceso de plástico, pasaremos un rato entretenido haciendo manualidades en familia y además dejaremos la casa preciosa.

Venga, manos a la obra, vamos a empezar con lo más vistoso, que además de llenar la mesa de viandas, hay que dejar el ambiente bonito:

Adornos para el árbol de Navidad

Piñas

Comenzamos por uno de los adornos más populares, ¡las piñas! Su forma ya es elegante de por sí, pero podemos darles brillo, color… toma nota porque si sales a dar un paseo por el campo las encontrarás fácilmente. ¿Salimos de ruta?

Es muy importante limpiar las piñas muy bien para que luzcan perfectas en nuestro árbol y es una tarea muy sencilla así que vamos a empezar: lo primero es agitarlas de forma que cualquier insecto o suciedad, caiga. Después llenamos con agua caliente y un vaso de vinagre un recipiente hondo para sumergirlas. Hay que dejarlas unos 20-30 minutos para que queden perfectas. Pasado este tiempo las enjuagamos con un chorrito de agua, las sacudimos bien y las ponemos a secar en un periódico (esto puede llevarnos hasta 5 días si estamos en un ambiente húmedo y se nos pasan las fiestas…); o las metemos en una bandeja con papel vegetal al horno durante un rato, como hora y media, pero a no más de 90ºC.

piñas para el árbol

Finalizado este tiempo las colocamos sobre un periódico y rocíamos con un poco de barniz en spray para que se conserven limpias durante más tiempo. También les podemos echar purpurina en las puntas antes de que este se seque, o pasarles después un spray del color que queramos. ¡Ya tenemos nuestras piñas perfectas para decorar! Solo faltaría colgarlas con un bonito lazo o cordel desde uno de sus extremos.

Naranjas o limones deshidratados

Es de las decoraciones más originales y elegantes que existen, con las que sin duda llamarás la atención de tus invitados, porque no pasan desapercibidas en el árbol. Conseguir este efecto es muy fácil: en primer lugar hay que escoger ejemplares lo más uniformes posibles y limpiar bien la piel por fuera. Luego tenemos que cortar cada cítrico en rodajas o gajos finos sin pelarlos. Después los colocamos en un recipiente con agua y sal durante unos 10 minutos.

naranjas deshidratadas

Pasado este tiempo, los retiramos del agua y los dejamos sobre un papel de cocina para que se sequen. De nuevo hay dos formas de deshidratar estos, la lenta o el atajo: podríamos dejarlos al sol si estuviéramos en julio… pero os recomendamos usar de nuevo el horno (podéis meterlo todo a la vez, claro). El proceso es parecido: en este caso os recomendamos una rejilla ¡y al ‘solarium’! a unos 85-90ºC. Pasada una hora, damos la vuelta a todos los cortes y los dejamos otra hora más.  El objetivo es que queden totalmente sin agua, duritas para que no se pudran, así que si en ese tiempo no lo habéis logrado, dejadlas un rato más; depende del grosor, del horno, la madurez de las frutas…Por último, cuando ya se hayan enfriado un poco, hacemos un pequeño agujero a cada rodaja o gajo para atravesar con un hilo o cuerda, también podemos superponerle unas estrellas de anís, palitos de canela o pincharles clavos de olor y ¡listos nuestros originales adornos navideños naturales con olorcito! Ya podemos colgarlas en el árbol… ¡y hasta hacernos unos pendientes para ir a juego con la casa!

Cáscaras de huevo decoradas

Cualquier huevo decorado queda precioso, por su forma tan sencilla y a la vez llamativa. Da igual que sea para Semana Santa o para Navidad… todo depende del diseño que elijamos, ¡vamos a ser creativos! Los más artistas triunfarán sin duda, ya que las cáscaras de huevo pueden ser un lienzo perfecto en el que dar rienda suelta a la imaginación, decorarlos a tu gusto y hacer las mejores combinaciones de colores y formas. Además, es una actividad ideal para pasar una tarde navideña en familia, sobre todo con los más peques de la casa, que se van a divertir mucho y así cada uno puede aportar sus diseños al árbol.

huevos decoracion navideña natural

Para decorar huevos deben estar intactos pero vacíos. La primera parte es la más delicada. Para vaciarlos, hay que hacer un agujero pequeño en la ‘punta’ del huevo (la parte menos ancha) con un alfiler o un pincho de metal.

Después hacemos un agujero más grande en el otro extremo, rompiendo el tejido que rodea la yema. Sujetamos el huevo encima de un bol y soplamos por el agujero pequeño. La parte más difícil es enjuagar y secar las cáscaras sin romperlas, pero mientras esperas a que se sequen puedes hacerte una deliciosa tortilla. ¡Ojo con las cáscaras!

Para colgarlas podéis comprar los enganches de las bolas normales de navidad y pegarlos al huevo con pegamento o una pistola de silicona, o bien introducir por el extremo grande un cordón o hilo doble con un nudo en el extremo, de forma que atraviese el agujero pequeño y así gracias al nudo del otro extremo, este no pasa por el más pequeño.

Para la mesa

Corona de Navidad

Las coronas son de los adornos navideños naturales más originales y lucidos que existen, dan un toque cálido y bello allá donde se pongan. Aunque hacerlas parezca algo muy laborioso, no lo es, y es una actividad muy entretenida y original que también nos pide salir al campo a buscar material.

Para montarlo necesitamos un alambre doble, que deberemos doblar en círculos varias veces, para así tener una guía al poner las ramas. Después empezaremos a crear la forma de la corona con las ramas enlazándolas con el alambre; para ello podéis utilizar las ramas del árbol que queráis, sauce, hiedra… pero tened en cuenta que estas que van a cubrir y dar consistencia, deberán ser más bien flexibles. Es recomendable utilizar un cordel fino para atar aquellas partes que puedan salirse o será complicado de entrelazar. Al terminar el alambre prácticamente no se ve y si escogéis otro tipo de rama, como el mimbre, no será necesario el alambre, solo las ramitas.

coronas adornos navideños naturales

Podemos añadirle otros elementos decorativos ayudándonos del cordel o poniendo un poco de pegamento: frutos rojos, piñas, uvas, bellotas, atadillos de palos de canela… ¡todo lo que se os ocurra es bienvenido!

Podéis colgar vuestra corona en cualquier sitio o hacer un precioso centro de mesa con ella. Además, con el alambre podréis moldearlo y darle las forma que queráis: más pequeña, más grande, ovalada, con aristas…

Centro de mesa

Los centros de mesa quedan ideales en cualquier rincón de la casa, dan un toque cálido al ambiente y, al igual que en la corona, puedes colocar los elementos que más te gusten, ¡pero aquí hay un poco más de libertad de forma!

Para hacer estos adornos navideños naturales necesitaremos recoger muchas ramitas, esta vez sí,  más bien palitos duros, y pueden ser de cualquier árbol ya que no vamos a necesitar las hojas para montar la base.

Debemos juntar todas las ramas asegurándonos de que tienen la misma medida, cortaremos los que sobresalgan para que no parezca muy desaliñado. Para que sea más firme pondremos una base rígida (como un par de ramas más gruesas a las que se ‘abracen’ el resto) y después ataremos el conjunto de ramas con el cordel para que estén bien sujetos y no haya forma de que ninguno se caiga. Otro truco: si no sois capaces de cuadrar los bordes sin que se os desmorone, poned el cordel en el fondo de una bandeja de horno o molde de plum cake, a continuación las ramas guía, luego todas las demás, y atadlas una vez estén ordenaditas, ya desde la parte de arriba.

centro de mesa navideño

Una vez tenemos nuestra base, es hora de ornamentar con aquellos elementos naturales que nos apetezca y tengamos por casa. Los frutos secos son muy buena opción como cáscaras de nueces, erizos de castañas, bellotas… esas naranjas o limones deshidratados que hemos aprendido a hacer, piñas, frutos del bosque… ¡vale todo!

 

¿Veis cuántos adornos navideños naturales se pueden crear con un poco de imaginación? Os hemos ido dejando enlaces a Pinterest por si queréis alguna idea más. Así que ya sabéis que hacer estas Navidades para darle un toque diferente a la casa y que los invitados de Nochevieja o SSMM los Reyes Magos queden maravillados. Además, son adornos que puedes reciclar para próximos años y no contaminan en absoluto. ¡Vais a ser la envidia del barrio!

Relacionados