0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
¡A comer carnes en frío!

¡A comer carnes en frío!

Cada estación y cada temporada tiene sus productos, recetas y tradiciones, y es ideal utilizarlas para conseguir sacar el mayor provecho y sabor a ese ingrediente que está en pleno apogeo. Lo bueno de la carne es que podríamos decir que siempre está en su mejor momento, porque es tan versátil y nos ofrece tantas posibilidades, que ya sea en invierno en guisos o al horno; o ahora en verano, siempre apetece… a pesar de que de vez en cuando aparezca alguien que nos anime a dejar de consumirla. Así que para los que quieran seguir disfrutando de sus propiedades y sabor, hoy os vamos a contar todas las opciones que tenemos en verano para poder comer carnes en frío y que así no resulten muy pesadas. Quizás sea un post no apto para gente que le guste la carne muy hecha…

Sí, lo sabemos, no hacemos más que hablaros desde hace unas semanas del juego que nos da la carne cuando llega el verano en nuestras barbacoas, o incluso con preparaciones al horno que se pueden comer en frío, como nuestro completo post sobre el Roast Beef que os contábamos la semana pasada. Pero hoy hacemos un recopilatorio de otras propuestas en frío, incluso en crudo, que con un poco de aliño, son perfectas para comer o para esas cenas en las noches de verano. Desde luego permiten disfrutar de la carne de la forma más natural pudiendo apreciar su sabor y textura.

Steak tartar carnes en frío

Si pensamos en cuáles, seguro que se nos viene a la cabeza lo primero el Steak Tartar, esa magnífica receta que se elabora con solomillo y que cortado a cuchillo y con un buen aliño, es de esos platos en los que se disfruta de todo el sabor del vacuno como ya os hemos contado más de una vez…

Y de los pueblos tártaros de Mongolia, donde supuestamente nació el Steak Tartar, nos vamos a Venecia a seguir comiendo carne cruda, en este caso con la elaboración del Carpaccio, preparado por primera vez en el Harry´s Bar por el gran restaurador Cipriani, que quiso evocar en un plato alguno de los cuadros de Vittore Carpaccio, pintor veneciano del s. XV. Lomo de ternera sutilmente congelado, cortado luego en finas láminas y aderezado con pimienta recién molida, AOVE, zumo de limón y una pizca de sal, y finalizado con queso parmesano en lascas, y en un momento tenemos un platazo con el que comer carnes en frío.

Ensalada César con pollo

El pollo para una ensalada se puede cocer, brasear… para tomar en frío, mejor así que rebozado

Pensando en algo más fácil y ‘de batalla’, podemos marinar una pechuga de pollo, cocerla y después desmigarla y añadirla en frío para darle alegría a cualquier ensalada…

Carnes crudas por el mundo

Hace unas semanas hicimos un repaso exótico por Bélgica y su Cannibal toast -carne cruda aderezada con cebolla, alcaparras, huevo, perejil, sal, pimienta, sobre una rebanada de pan tostado, y verduras encurtidas y unas gotas de salsa Worcestershire- y por el kifto etíope -carne de ternera cruda recién picada y marinada con varias especias donde destaca el polvo de cayena, cardamomo, ajo y mantequilla clarificada-; pero como tenemos mucha variedad para ponernos a improvisar, volvemos con gusto a otra de las especialidades culinarias de nuestro país…

De vuelta a las recetas tradicionales…y nacionales

Hablamos de una elaboración un poco más cocinada pero también en crudo, los escabeches, una técnica de cocción que se utilizaba para conservar los alimentos en un medio ácido como el vinagre o el vino, cuando no existían medios de refrigeración. Técnica y elaboración que perdura y gusta mucho sobre todo en verano, aunque ya tengamos neveras donde poder guardar los alimentos. Es una receta que admite hacerlo con muchos ingredientes, y como hoy le hemos dado mucho juego al vacuno, ¿qué tal elegir una pieza de presa de cerdo ibérico de nuestra web para escabechar? Por aquí una receta rápida:

– 1 presa de cerdo

– ½ l de AOVE

– ½ l de vino blanco

– ½ l de vinagre de Jerez

– Cebolla

– Ajos

– Zanahorias

– Especias (pimienta, laurel, tomillo…)

Escabeche cerdo comer carnes en frío

Se pochan las verduras, después se añaden los líquidos, se deja cociendo un par de horas… Y por otro lado se sella ligeramente la presa en la parrilla, y se deja macerando un par de días en el escabeche ya en frío. Se puede consumir varios meses después si lo envasamos bien cerrado ¡y refresca el estómago en cualquier ola de calor! También hay quien le añade manzana Reineta.

L@s galleg@s estarán pensando que ellos hacen empanadas rellenas de mil y un sabores, entre ellas carne picada, pollo, lomo… y están deliciosas en frío. ¡Será por opciones! ¿Alguna receta más que se nos quede en el tintero y podamos compartir con nuestros Solobuey-lectores?

Relacionados