0 Items - 0,00
0
  • No hay productos en tu cesta
Cómo congelar y descongelar carne adecuadamente

Cómo congelar y descongelar carne adecuadamente

Te enseñamos unos consejos básicos que debes tener en cuenta cuando necesites congelar y descongelar carne adecuadamente, porque en ocasiones, bien por no disponer de tiempo para hacer la compra diaria, o quizás por aprovechar una oferta especial por comprar cantidad, o porque los ‘packs familiares’ son más baratos, o incluso porque vivimos solos y pasamos mucho tiempo trabajando fuera, la congelación es algo difícil de evitar a día de hoy.

¿Cuándo podemos congelar carne?

Siempre que la carne sea fresca y de buena calidad, podremos congelarla siguiendo estos pasos:

  1. Congelarla lo antes posible cuando decidas que no la vas a utilizar de inmediato (si la carne se “calienta” durante el trayecto a casa, porque la llevas en el maletero del coche, o te entretienes por cualquier motivo y es un día caluroso, por ejemplo. No la congeles directamente, métela un par de horas en la nevera para que se enfríe antes).
  2. Si ya la compras con idea de congelarla, nunca la dejes en la nevera más de un día. Aunque sea carne envasada cuya fecha de caducidad no expire en varios días, la carne se está deteriorando poco a poco.
  3. Retira previamente los trozos de grasa“visibles” que pueda tener alrededor. La grasa se enrancia y se estropea antes que el resto de la carne.
  4. Corta los trozos grandes en porciones de como máximo 200-250 g (una ración aprox.) y envuelve muy bien cada porción en papel film transparente, de aluminio (nuestro próximo post tratará sobre ‘Las diferencias entre el papel flim transparente y el papel de alumnio’, síguenos en Facebook y Twitter) o bolsa de congelación, y así aseguras que no se pegan unos trozos a otros y podrás descongelar siempre la cantidad justa que necesites.
  5. Si vas a congelar carne cocinada, debes esperar a que se enfríe completamente antes de guardarla en tu congelador.

¿Qué carne no debemos congelar?

  1. No debes congelar trozos de carne que sean muy grandes, ya que tardarán mucho en congelarse del todo y la congelación no será uniforme. Y lo mismo sucede con la descongelación, tardará mucho y podría estropearse la pieza.
  2. No debes congelarcarne que esté a punto de caducar, pues es mucho más que probable que se termine por estropear durante la descongelación. No es aconsejable congelar la carne picada, a no ser que tengas la certeza de que está muy, muy, pero que muy fresca.

¿Se puede volver a congelar?

No, nunca debes volver a congelar carne fresca que ya haya estado congelada. Si descongelas carne que luego no utilizas, no se puede volver a congelar esa carne cruda, pero sí se puede congelar de nuevo la carne descongelada que haya sido cocinada a altas temperaturas, pues el calor destruye los gérmenes que causan el deterioro de la carne y podremos congelarla de nuevo sin riesgos. ¡Si descongelas carne, tienes que cocinarla!

¿Cuánto tiempo aguanta la carne en el congelador?

Depende de la potencia (estrellas) que tenga tu congelador y del tipo de corte de la carne. Por ejemplo, las carnes magras, como filetes de ternera, carnes de pollo o pavo, etc., resisten sin problema entre seis y 12 meses, dependiendo del congelador. Las carnes grasas como pueden ser las chuletas de cerdo, de tres a seis meses. Las carnes muy grasas, como la panceta o las salchichas y chorizos frescos, entre uno y dos meses. Y la carne picada, siempre y cuando estemos seguros de que es muy fresca y está recién picada (advertir que hacemos hincapié de nuevo en ello), entre tres y cuatro meses.

Cómo descongelar carne correctamente

  1. La carne, ya sea cruda o cocinada, debe descongelarse lentamente y de forma natural (pasa la carne del congelador a la nevera antes de irte a dormir la noche anterior al día que tengamos previsto utilizarla). Aunque el proceso de descongelado es más lento, es la mejor manera de que conserve los sabores y la textura de la carne.
  2. No es nada de nada recomendable descongelar a temperatura ambiente y, menos aún, en días calurosos o poniendo la carne congelada cerca del radiador (que algún caso conocemos, con esto de las prisas).
  3. Debido a que la carne descongelada se deteriora más rápidamente que la carne que no ha sido congelada, debes cocinarla inmediatamente.
  4. Cuando vayamos a descongelar carne que esté cocinada y congelada con su salsa, podremos hacerlo más rápidamente utilizando el programa de descongelación del microondas, o en un cazo a fuego lento, pero solo haremos esto en el momento y con la cantidad que vayamos a consumir.

Relacionados

Pin It on Pinterest