0 Items - 0,00
0
  • No hay productos en tu cesta
Historia de la hamburguesa: ¿qué conocemos sobre ella en realidad?

Historia de la hamburguesa: ¿qué conocemos sobre ella en realidad?

La historia de la hamburguesa tiene un pasado complejo y dudoso, y no se ha confirmado alguna evidencia definitiva del lugar exacto donde se originó, ni de quién la inventó.

El bocadillo o sándwich de hamburguesa 

Tras investigar en profundidad, parece ser que a lo largo de la historia, la historia de la hamburguesa está llena de mitos, y son varias personas las que han afirmado ser los pioneros en colocar un filete de carne picada entre dos rebanadas de pan.

Se sabe que en 1885 Hamburguer Charlie Nagreen  vendía albóndigas metidas en dos trozos de pan durante las ferias en Seymour, Wisconsin.

En ese mismo año, los hermanos, Frank y Charles Menches comenzaron a servir en Nueva York un sándwich relleno de carne picada.

La hamburguesa de ternera entre dos rebanadas de pan, se creó por primera vez en Estados Unidos en 1900 por Louis Lassen, propietario de Louis ‘Lunch’ en New Haven.

En 1904 el tejano David Fletcher apareció en una feria mundial de St. Louis con una hamburguesa.

Para la década de 1920 Lionel Sternberger le añade queso por primera vez. Eso fue en California, sin embargo, no fue común hasta que se popularizó el automóvil, cuando se puso de moda la comida para llevar.

Historias similares de la misma época, acreditan a los innovadores de la hamburguesa en Ohio, Texas, Connecticut y más allá.

Por desgracia, no se sabe a ciencia cierta quién fue su verdadero creador, pero sí podemos contarte las teorías de cómo este bocadillo clásico, llegó hasta los Estados Unidos, donde hoy se consumen miles de millones cada año, mas las que consumimos en el resto del planeta, que suman miles de millones más.

Hoy en día, se venden más de 75 hamburguesas por segundo. Un negocio multibillonario que conquistó al mundo sin importar cultura, religión o sistema político.

Mitos sobre su procedencia

Si la frankfurter viene de Fráncfort, la hamburguesa, parece evidente que vendrá de Hamburgo, ¿no? Error, la primera hamburguesa, tal y como la conocemos, no fue creada en Hamburgo, Alemania. Aunque parece que la inspiración para el nacimiento de la historia de la hamburguesa, sí que procede de esta importante ciudad portuaria, que conecta Europa con EE.UU.

Durante el siglo XIX, la ciudad se hizo famosa por la excelente carne de sus reses, criadas en el campo regional. El bistec de vaca de Hamburgo, era comúnmente picado, sazonado y moldeado en las empanadas, eso nos consta, pero el concepto bocadillo o sándwich de hamburguesa, fue inventado muchos años… y kilómetros después.

La dura vida del emigrante

La historia narra que los inmigrantes alemanes comenzaron a llegar a América durante el siglo XIX, y que muchos de ellos, se ganaron el sustento abriendo puestos de comida y restaurantes en grandes ciudades, como Chicago o Nueva York.

No pasó mucho tiempo, antes de que ofrecieran a sus comensales la versión americanizada de su bistec de Hamburgo, que fue picado y combinado con ajo, cebolla, sal y pimienta, ofreciéndolo a la plancha o frito.

Consta que en 1837, el restaurante Delmonico de Nueva York, ofreció su primer bistec de Hamburgo en su primer menú.

Con un coste de 10 centavos, era el plato más caro del restaurante, con el doble de precio que las chuletas de cerdo, chuletas de ternera y carne asada.

historia-de-la-hamburguesa2

Nace la hamburguesa americana

Fueron dos simples trozos de pan, los que catapultaron el bistec de Hamburgo en popularidad en todo el país a mediados 1800, momento en el que muchos estadounidenses empezaron a trabajar en las fábricas industriales.

Cuando las fábricas a vapor comenzaron a operar durante las 24 horas, los carritos de comida que ofrecían café y pequeños snacks, estaban a menudo fuera, y los hambrientos operarios pedían comida a través de una ventana para comer rápidamente, antes de regresar a trabajar en el interior.

Unos años más tarde, cuando equiparon los carros de comida con parrillas de gas, los bistecs de Hamburgo empezaron a aparecer en sus menús y aunque era muy plato muy querido, resultaba difícil de comer mientras se estaba de pie. La colocación de la hamburguesa entre dos rebanadas de pan resolvió este problema, y ​​dicen que así nació el primer bocadillo o sándwich de hamburguesa.

Casi 9 de cada 10 españoles prefieren comer la hamburguesa con pan frente a degustarla en un plato, y la mayoría la acompaña de patatas fritas (74%) y de refresco de cola (61,7%).

Otra teoría

También hemos encontrado que el origen de la hamburguesa fue debido al popular Rundstück warm de Hamburgo –un sándwich caliente con un trozo redondo de cerdo– del que se dice que es el ancestro de la hamburguesa, la proto-hamburguesa, la madre de las hamburguesas o el antepasado de la hamburguesa moderna, todo depende de dónde te documentes.

El Rundstück warm tiene sus raíces en un bocadillo que consumían los trabajadores portuarios, pero realmente, estaba hecho con sobras, algo que te comes al día siguiente con el sobrante del asado de cerdo del día anterior y que normalmente, solo tenía un pan por debajo.

Entonces, ¿desciende la hamburguesa del Rundstück warm?

Puede ser. Quizás. A lo mejor. O no. A saber. Según algunos historiadores, el Rundstück warm se originó en el siglo XVII, cuando las panaderías de Hamburgo comenzaron a vender un pan redondo que pronto se comenzó a servir con restos de asado cerdo y salsa gravy.

Cuentan que en algún momento del siglo XVIII, los grupos de inmigrantes alemanes montaron puestos de comida en la ciudad de Nueva York, promocionando un “bistec al estilo de Hamburgo” para alimentar a los marineros germanos y a los recién llegados del país europeo, pero misteriosamente, estas casetas vendían carne de vacuno, no de cerdo, colocada entre las dos mitades de un pan redondo.

En Japón puedes pedir hamburguesa de arroz, y en la India, una Tikki hamburguesa hecha de patatas fritas y guisantes cubierto con tomates, cebollas y condimentos picantes, para satisfacer las restricciones alimenticias y preferencias de sabor de los hindúes.

Valorada como un plato gourmet 

Siete de cada diez españoles consideran la hamburguesa como un plato gourmet y no tanto como un plato de comida rápida. La variedad clásica, con lechuga, tomate y mayonesa es nuestra preferida (60%), aunque es mencionable el número de consumidores que apostamos por otras variedades como las hamburguesas premium (25%), y las exóticas (15%).

Los ingredientes que nunca pueden faltar son, por este orden: queso, lechuga, tomate, kétchup, bacon, cebolla frita y mayonesa, entre otras opciones como el huevo, el aguacate, o diferentes variedades de ‘hojas verdes’.

En 2005, el restaurante Las Vegas Fleur de Lys creó una hamburguesa de 5.000$, servida con champán.

Lo que dice Wikipedia

“Ya los patricios romanos poseían su versión de la hamburguesa. Los siguientes datos históricos acerca de la receta de la primera hamburguesa proceden de la gastronomía de las tribus mongolas y turcas, que en el siglo XIV ya picaban en tiras la carne del ganado de baja calidad para hacerla más comestible.

La receta de la carne picada llegó a Alemania través de los tártaros de origen ruso –steak tartar–, que comían la carne cruda y condimentada con especias.

Se tiene conocimiento de un plato similar más antiguo del Imperio Romano que consistía en un tipo de hamburguesa elaborado con carne de res picada con piñones sal y vino pasado y servida en el interior de un pan”.

No existen –o no hemos encontrado– documentación fidedigna que atesore la verdadera historia de la hamburguesa, su procedencia, creación ni creador, ahora… ¿con cuál historia te quedas?

Si quieres conocer las hamburguesas de SoloBuey, de ternera, vaca, vaca Angus o Wagyu, puedes echar un vistazo AQUÍ MISMO.

Relacionados

Pin It on Pinterest