0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Jerga cinegética

Jerga cinegética

¡Tercera entrega de caza al canto! Y como ya estamos llegando a un nivel pro, nos vamos a meter de lleno el vocabulario de los cazadores, o lo que podríamos llamar la ‘cinegérgica’… Perdón. Se trata de que si te está gustando el mundillo y quieres saber más, no te suenen a chino algunos términos, porque todos sabemos lo que es la berrea pero ¿y ‘apernar’, ‘bermejo’, ‘cimillo’ o ‘macareno’? Hay muuuuchas palabras específicas, pero vamos a copiaros de dos fuentes solo algunas de las definiciones más curiosas.

Os retamos a ir contando las que ya conocíais antes de leer el significado… ¡este significado, claro!, las polisémicas no cuentan 😉 Seguro que hay mil variantes también en función de la zona del país, pero empezamos por la A de nuestro ‘diccionario estándar Cazador-Castellano / Castellano-Cazador’:

A Rabo o A Palo Mata: forma de denominar a la modalidad de caza menor Al Salto, es decir, cazar recorriendo el terreno para disparar sobre las piezas que al paso saltan.

Al volateo: perseguir y tirar a las aves cuando van volando.

Amoladeras: caninos superiores de los jabalíes. Los inferiores se llaman colmillos.

Apeonar: correr por el suelo; aplicado a aves y especialmente a la perdiz.

Atalayar: (en montería) colocarse en un lugar alto para ver a las reses y el lugar donde se encaman.

Añagaza: señuelo, ave usada para atraer otras de su misma especie y cazarlas.

Apernador: el perro que ‘aperna’ o coge a la res por las patas.

Bermejo: nombre que recibe el jabalí joven, entre los 6 y los 12 meses de edad, derivado del color pardo rojizo de su pelaje.

Buitrón o buitrino: red usada para cazar perdices.

Candil: se denominan así las puntas medias y superiores que presentan las cuernas de ciervos y corzos.

Chuchear: cazar perdices u otras aves con reclamo animal, artificial o imitando con la boca el sonido del reclamo.

Cimbel: cordel que se ata a la punta del cimillo, donde se pone el ave que sirve de señuelo para cazar otras. Ave o figura de ella que se emplea con dicho objeto. (Def. RAE)

Cimillo: vara larga que se ata a la rama de un árbol y en la que se sujeta un ave que sirve de señuelo.

Collera: collar de cuero, lona o algún otro material que se pone en el cuello de los perros de rehala. También la expresión se usa refiriéndose a la pareja de animales. En la caza de la perdiz con reclamo se usa para referirse a la pareja de perdices unidas para la reproducción.

Cobro, cobra o cobranza: acción de buscar el perro la pieza muerta o herida, hasta traerla al cazador.

Contrapasa: regreso de las aves migratorias a sus territorios de cría; es sinónimo de migración primaveral o prenupcial.

Corona: conjunto de candiles que culminan la cuerna de un ciervo.

Correal: piel o “terciopelo” que se desprende de las cuernas de los cérvidos cuando se frotan contra la vegetación. Las recubre en su formación y contiene vasos sanguíneos que nutren la cornamenta en su desarrollo. Una vez formada esta, se seca y cae.

Cuerna: asta caediza de los machos de los cérvidos. Se renueva anualmente formándose la nueva en unos tres o cuatro meses.

Cuerno: asta permanente que presentan los bóvidos. Crece a lo largo de toda la vida del animal. [¿Sabíais esto?]

Descolgar: abatir de un disparo a un pájaro en pleno vuelo.

Desempulgar: en cetrería, soltar de las pihuelas [las correas y muñequeras] al ave de presa, para lanzarla sobre la pieza que ha de cobrar.

Dicha: ladrido de un perro de caza en persecución de una res.

Escopetero: término despectivo. [Si te llaman esto, será a tus espaldas…]

Encarne: primer cebo de la res muerta que se da a los perros.

Grita: en cetrería, voz que el cazador da al azor cuando sale la perdiz.

Guardería: servicio de vigilancia de los cotos de caza.

Higüela: arma blanca que usa el podenquero para rematar la res apresada por los perros.

Hozadura: rastro que deja el jabalí en el suelo en forma de escarbadura y hoyos, en su búsqueda de alimento.

Ida: señal o rastro que con los pies hace la caza en el suelo.

Macareno: jabalí macho adulto, normalmente con un buen trofeo.

Mostacilla: proyectil del tamaño de la semilla de mostaza usado para cazar aves y otros animales pequeños.

Muestra: señal característica que realizan ciertas razas de perros de caza cuando se encuentran ante el indicio de una pieza.

Novio: hombre que por primera vez mata una pieza grande, como un venado o un jabalí. [Suponemos que también habrá ‘novias’…]

Oncejera u oncijera: lazo para cazar conejos.

Pajaritero: cazador de perdiz con reclamo.

Pelo: referido a la caza del conejo y la liebre.

Pelotazo: lugar en que ha caído a tierra un pájaro abatido por un disparo, fácilmente reconocible por el conjunto de plumas agrupadas en el sitio.

Peón: forma de andar la perdiz.

Pepa: cierva.

Pico al viento: (en montería) cuando las rehalas se sueltan con el viento de cara.

Pluma: referido a la caza de aves.

Puesto: lugar físico que ocupa el cazador en distintas modalidades de caza, montería, batida, espera, ojeo, al paso o en puesto fijo, etc. En la caza de la perdiz con reclamo, el puesto, conocido también como tollo, aguardo o esperil, es el sitio donde se cobija el cazador para esperar la llegada de las perdices. En el caso de la montería se conoce también como portillo, posturas y pasos.

Punta: parada del perro de caza cada vez que hace la muestra.

Rehala: [esta ya os la explicamos en el primer capítulo, pero aquí va la versión extendida…] conjunto armónico de perros, dentro de las razas que la integran, cuya misión en las manchas [el terreno donde se bate] viene determinada por buscar la caza, colocarla, levantarla de los encames, correrla, acosarla, meterla en los puestos y apresarla.

Ronca: período de celo en los gamos, caracterizado por los resoplidos y ladridos de los machos. [El del ciervo se conoce como berrea, esta era fácil].

Ronda: caza mayor practicada de noche, a pie o a caballo.

Trezna: rastro, huella que deja a su paso la caza mayor.

Tronera: (en la caza de la perdiz con reclamo), orificio situado en la parte frontal del puesto destinado a observar el trabajo del reclamo y por el que se saca la escopeta para efectuar el disparo. También se llama visera.

 

Bueno, consideramos que por hoy está bien. Para salvar unas cuantas de un rosco de Pasapalabra nos da; y seguro que de paso hemos aprendido un montón de curiosidades para contar en la cena de Nochebuena. ¡Qué rico es nuestro idioma! ¿Y bien? ¿Cuántas os sabíais?

 

Fuentes:

– Glosario de términos cinegéticos de Roberto Sánchez Garrido. (‘Caza, cazadores y  medio ambiente: breve etnografía cinegética’, 2013).

– Blog sobre lengua y literatura ‘ComaconComilla’. Vocabulario cinegético: así hablan los cazadores entre ellos. 9 de enero de 2016.

Relacionados