0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
El origen del pavo en Acción de Gracias

El origen del pavo en Acción de Gracias

Mucho se habla estos días sobre Acción de Gracias o Thanksgiving como se dice en EE.UU. Esta fiesta es considerada para los americanos casi más importante que Navidad ya que es una fecha que incluye a creyentes de todas las religiones. Ya sabéis que en nuestro blog siempre buscamos hilos conductores con la carne y como lo tradicional en esta festividad es celebrar con pavo y en familia. Y como que en España nos gusta mucho adoptar las fiestas de otros países para integrar a quienes vienen y para tener siempre la excusa de celebrar, hoy os traemos la historia de la efeméride, vamos a desengranar el origen del pavo en Acción de Gracias y las propiedades de esta ave a la vez que decimos ¡GRACIAS! a todos nuestros clientes, amigos, proveedores…

Érase una vez…

Allá por noviembre de 1621 un grupo de colonos británicos llegó a Plymouth por una tormenta que les desvió de su camino. Pasaron muchas penurias y gracias a los indios nativos que acudieron al rescate, les ayudaron y les enseñaron a cultivar maíz, pudieron sobrevivir y asentarse en esa zona. Los colonos al año siguiente organizaron una celebración para agradecer a los indios su ayuda. Parece ser que estos acudieron a la primera cena con varios alimentos, entre ellos un pavo -aunque no está muy claro si fue un ganso o un pato-, y de ahí se quedó la tradición hasta nuestros días.

origen accion de gracias

Una recreación del origen de Acción de Gracias

Pero ¿por qué la tradición del pavo?

Fue una cuestión práctica, el animal se criaba para su consumo a diferencia de vacas o gallinas, que se utilizaban para dar leche o huevos, y además, por su tamaño era suficiente para alimentar a un buen número de personas de la familia.

Pero no está muy claro cuál es el origen del pavo en Acción de Gracias, quién instauró exactamente esta celebración como festividad nacional… si fue George Washington en 1789 o Abraham Lincoln en 1863. Lo que si se cree es que este último indultó a un pavo en un despacho de la Casa Blanca y desde entonces, todos los años el presidente de los Estados Unidos de turno lleva a cabo la ‘ceremonia del perdón’ indultando a uno de ellos -lo habréis visto en las noticias, en Los Simpsons, o en alguna otra serie, seguro 😉.

pavo acción de gracias

¿Tiene cara de indultado?

La ceremonia que se organiza en torno al Día de Acción de Gracias y al pavo, donde se unen familias y amigos para preparar juntos el ágape, rellenar el pavo, hacer la salsa de arándano, el puré de patatas, y todos los acompañantes que llevan, es ya de por si una celebración con una cantidad pantagruélica de alimentos que llenan las mesas de los americanos.

Las cualidades del pavo

Afortunadamente este animal tiene una carne muy sana que podemos encontrar en granjas y corrales, donde se cría para fines alimentarios. Es la mayor de las aves domésticas que se crían en todo el mundo, puede alcanzar una longitud de un metro y diez centímetros y un peso de hasta 25 kilos, no tiene nada de grasa, es fuente de proteínas, vitaminas del grupo B, biotina, ácido fólico, B12, y minerales como el potasio, fósforo, hierro, magnesio y zinc.

Así que si sobra -que sobrará- en este día de dar gracias, es ideal para comer incluso en frío en los días posteriores, porque su carne nos ayudará a prevenir enfermedades cardiovasculares, estimula el sistema inmunológico, mantiene los huesos sanos, ayuda a personas con anemia por su nivel de hierro, es fácil de digerir por lo que es saludable para todos, desde niños a mayores… ¡Todo son beneficios!

A pesar de todas las características favorables que tiene el pavo, ¿por qué no se consume más cantidad? Lo cierto es que tiene fama de ser una carne poco sabrosa y jugosa, difícil de cocinar para acertar con el punto adecuado para conseguir esa jugosidad. Quizás por ello se reserva para ocasiones especiales como Acción de Gracias o Navidad. No os preocupéis que el próximo miércoles os damos la receta para que os quede perfecto, una fácil y sabrosa.

receta pavo al horno

Un avance de la receta del próximo miércoles…

Nuestro pavo de granja para relleno o asado suele pesar entre 4 y 6 kilos (se puede elegir un peso orientativo) y tenemos que reservarlo con 72 horas de antelación a través de nuestra página web (estáis a tiempo para la receta). La guinda para elaborarlo es sin duda ponerle mucho cariño y mimo, que sirva de muestra de afecto y agradecimiento para aquellos con quienes lo vamos a compartir.

Y sobre todo, no olvidemos junto a nuestra gente dar siempre gracias por las cosas buenas que nos da la vida (¡además del pavo!).

Relacionados