0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Llega el frío y apetece un guiso

Llega el frío y apetece un guiso

Parece que el frío se ha instalado entre nosotros, y aunque aún no hacen falta el gorro y los guantes, la chaqueta sí que nos acompaña. Posiblemente -y si los tenías aparcados por el calor- nos levantamos ya soñando con hacer un guiso el fin de semana y oír el chup chup durante horas en la cocina para luego poder disfrutar con la familia o los amigos. Por eso te contamos algunos trucos para que quede perfecto.

Y es que estábamos deseando volver a los platos de cuchara, ya que un guiso nos aportan un alto valor nutricional porque combinan todo lo necesario para una correcta alimentación: legumbres, carne o pescado y verduras. A nosotros -como no podía ser de otra manera-, nos gustan más de carne.

Uno de los motivos que más nos echa para atrás a la hora de prepararlos es que parecen muy complejos y elaborados. Pero nada más lejos de la realidad, en general lo que necesitan es paciencia e ingredientes de buena calidad que se vayan cocinando lentamente.

Ragú de Ternera

Además de respetar los tiempos de cocción, la clave para conseguir un estofado a nuestro gusto, está también en la carne elegida. Por ejemplo el morcillo de ternera de Ávila que tenemos en Solobuey es una pieza magra con bajo contenido graso y rica en proteínas, y se trata de una de las partes más sabrosas para cualquier estofado porque tiene un alto contenido en gelatina y así los guisos quedan melosos y tiernos. De la misma forma, nuestro ragú es perfecto, también es de ternera de Ávila y se extrae de la aguja, una pieza de la res tierna y muy jugosa.

Cuando te pongas manos a la obra, lo primero que debes hacer es sellar la carne. Córtala en cubos -si no lo está ya-, pásalos si quieres ligeramente por harina y luego los fríes en el sartén durante unos minutos, hasta que cojan color por fuera. Otro truco es sustituir el agua por un caldo casero, de verduras o de carne, que ya tengas preparado, y así le darás un toque súper casero y sabroso.

En cuanto al recipiente idóneo, es preferible cocinarlo en una cazuela ya que si optamos por la olla exprés, hay que tener en cuenta que no todos los ingredientes tardan lo mismo en cocinarse. Recuerda dejar la tapa puesta porque lo que queremos es concentrar los sabores. Por otra parte, muchos de estos guisos es necesario dejarlos reposar y si los preparas un día antes le habrás dado tiempo a todos los ingredientes a mezclarse y tendrá un sabor delicioso.

mejor una olla tradicional que una olla express

Es recomendable añadirle algún tipo de alcohol, el vino tinto, el brandy, el coñac, un Pedro Ximénez, un vino dulce e incluso un poco de ron, son los licores perfectos para cocinar este tipo de platos. Pero siempre recuerda que hay que reducir el alcohol para que pierda la acidez. Como acompañamiento, unas patatas fritas en cuadraditos son ideales, pero puedes probar con pimientos asados, champiñones salteados o arroz blanco.

El estofado Bourguignon al estilo francés, guiso de ternera al vino tinto, el clásico guiso de carne con tomate, el jarrete guisado de ternera, o incluso una ternera a la miel con morcillo, son algunas recetas donde la ternera es el ingrediente principal. ¿Con cuál te quedas?

Relacionados

Pin It on Pinterest