0 Items - 0,00
0
  • No hay productos en tu cesta
Cordero lechal al horno: nutritivo, delicado y accesible para todos

Cordero lechal al horno: nutritivo, delicado y accesible para todos

El cordero lechal al horno es un producto asequible, y consumirlo con moderación, es beneficioso para tu salud. Su carne es de color claro, rosada, de fibras suaves, muy tierna y delicada al paladar.

¿Por hacer calor y ser verano te privas de un delicioso cordero lechal al horno?

¿Has caído en que es un alimento rico y nutritivo, y que además sólo tienes que meterlo en el horno y esperar a que el calor haga sus bondades?

¿Y que tienes a tu alcance en Internet, tropecientas recetas muy fáciles de elaborar?

No pretendemos que dejes de preparar tus platos navideños favoritos, solo en dichas fechas, pero si conoces cuáles son los beneficios de consumir cordero lechal, así como sus aportaciones nutricionales, tienes la oportunidad de degustar un plato delicioso y asequible al “bolsillo”, más de una vez al año.

Lo primero es lo primero

Antes de nada, queremos dejar claro y advertirte, porque nos importa realmente la nutrición sana y equilibrada, es que el cordero es una variedad de carne roja que posee una cantidad considerable de grasas saturadas, por lo que su consumo debe ser moderado, y más en personas que sufran de colesterol alto o sobrepeso.

Una vez aclarado ese dato, el consumo esporádico de la carne de cordero es muy beneficiosa, además, hay que tener en cuenta que, si se trata de un cordero lechal –que es el que distribuimos en Solobuey,– la carne de la grasa, está muy bien distinguida y es sencillo retirarla.

 

codero-lechal-al-horno

El cordero lechal y, en general, el cordero, es un producto muy consumido en la cocina mediterránea, así como en China, India, y la región norte de África –Magreb–. En Argentina es uno de los platos más apreciados, sobre todo en la región de la Patagonia.

Propiedades nutricionales del cordero lechal

La carne de cordero lechal aporta una buena cantidad de proteínas de gran calidad –proteínas de alto valor biológico –, que poseen prácticamente el total de los aminoácidos necesarios para nuestro cuerpo.

El cordero tiene un alto contenido de vitamina B, sobre todo, B6 y B12. Además, contiene minerales como el fósforo, el hierro o el zinc, que son esenciales para el funcionamiento de nuestro organismo.

En cuanto a la cantidad de grasa que posee el cordero, estamos hablando de unos 30 g de grasa por cada 100 g, unas 348 kc, aproximadamente.

Clasificación de la carne de ovino

Cordero Lechal o Lechazo: sacrificado a los 25 -30 días de vida aproximadamente, su alimentación ha sido leche materna en exclusiva, lo que le confiere un sabor único y exclusivo.

Recental o Ternasco: ya han sido destetados, aproximadamente al mes y medio de nacer, y empiezan a comer pasto, suelen ser sacrificados antes de los 100 días.

Cordero Pascual: sacrificado con más de cuatro meses de edad y menos de 12, adquiere más color, sabor y un olor más acentuado.

Carnero u Ovino adulto: ha rebasado el año de edad y proporciona una carne bastante dura e intensa, por lo no suele ser popular entre los consumidores de carne de cordero.

Maneras de cocinado

La pierna de cordero y la paletilla quedan extra jugosas al horno, aunque si prefieres la carne a la plancha, las chuletas de cordero lechal son una opción perfecta para tus peques, que además, podrán comérselas con la mano, y eso mola.

Y es que el cordero permite un montón de posibilidades para prepararlo de la manera que os guste a todos en casa, y se pueda disfrutar de ese sabor y esa textura tan característicos, al horno, guisado, a la plancha o estofado.

Y si te gustan los aromas de hierbas y especias, para que no tengas que perder un solo minuto en buscar, te dejamos AQUÍ  diferentes aromas para añadir a tu elaboración de cordero lechal al horno.

Si te surge alguna duda respecto a este post, por favor, no dejes de escribirnos a info@solobuey.com.

 

Relacionados

Pin It on Pinterest