0 Items - 0,00
0
  • Cesta vacía.
Cómo conservar los alimentos en verano

Cómo conservar los alimentos en verano

Parece que a finales de mayo se nos han instalado ya los casi 40º en España… ¡cada vez llegan antes! Ya no esperan ni al cambio de estación y eso significa que los consejos para conservar los alimentos en verano, también se adelantan, que no queremos que nadie se ponga malo. De paso, os contamos algunos platos fresquitos que estos días ya apetecen.

Vamos a tener que empezar a cambiar hasta los refranes en este país, porque quien a estas alturas no haya hecho ya el cambio de armario y haya guardado el sayo… debe de estar pasándolo regular. Pues nada, a 20 de mayo, además de echarse mucha crema solar e hidratarse bien, hay que tomar ciertas precauciones en la cocina para conservar los alimentos en verano… ¡o como si lo fuera! Porque las altas temperaturas generan un efecto de maduración acelerada en los alimentos que favorecen la creación de organismos patógenos, es decir, los que nos intoxican.

comida al sol

  • El primer consejo, el más lógico, es mantenerlos bien refrigerados, el máximo tiempo posible en la nevera, intentando no romper la cadena de frío -especialmente si estamos comprando congelados-. Es decir, nada de dejar el coche al sol con el maletero lleno e irse a tomar un cafelito…
  • Las frutas y verduras también se maduran y estropean antes con el calor, así que os recomendamos comprar menos cantidad o si hacéis compras grandes, congelarlas en bolsitas. Por ejemplo, los pimientos los podéis mantener intactos si los cortáis ya en trocitos o tiras y los metéis en bolsas de zip. Para que las frutas no se pongan feas al meterlas al frigo, lo mejor es usar los cajones inferiores. Ah, y un truco para los plátanos: si los envolvéis en papel de aluminio, estarán fresquitos pero no se pondrán negros tan rápido. Si os gustan los batidos o de vez en cuando os hacéis un yogur con dados de fruta natural, también podéis congelar fresas, plátanos o mangos ya pelados y troceados e ir sacándolos poco a poco.
  • plátano troceado para congelarEn el caso de alimentos que tengamos congelados, por ejemplo pescados o una carne que os hayamos mandado y no fuerais a consumir inmediatamente, estos meses de altas temperaturas hay que descongelarlas lentamente en nevera. ¿Que en la encimera se descongela antes? Sí, claro, pero también nos la podemos encontrar ya casi cocida y lo peor, generando bacterias. También perderá muchas propiedades, vitaminas y el sabor se verá desmejorado.
  • Si estáis pensando en barbacoas y seguís nuestro blog, sabréis que recomendamos sacar un ratito antes la carne a temperatura ambiente para que no esté muy fría al ponerla en la parrilla, ¡pero no la dejéis al sol! También es importante taparla, que a los bichitos también les gusta mucho el secreto ibérico, ¿qué os pensáis?

carne al sol

Los huevos en nevera… ¿sí o no?

El eterno dilema… sobre todo para los más dulceros. Cierto que para hacer postres, lo ideal es que estén a temperatura ambiente, ¡pero a ver de qué ambiente hablamos! En el norte, con clima suave casi todo el año, a 25º como mucho en una cocina, quizás no les pase nada… Pero de León para abajo, donde ‘el ambiente’ es de 35º para arriba, es mejor no arriesgarse si no queremos ver eclosionar a algún pollito 😜. Si son huevos de casa, que no van etiquetados, con más motivo hay que tener cuidado y conservarlos en nevera porque no sabemos exactamente la fecha de puesta y podrían llevar varios días escondidillos. Ya sabéis, mejor en la puerta, que es de las zonas menos frías… tampoco hace falta que se congelen, solo que estén frescos y estables.

huevos en la nevera

¿Y cómo conservamos los alimentos cocinados en verano?

Obviamente tienen más riesgo bacteriano los frescos, pero el riesgo no desaparece por pasarlos por el fuego. Si en invierno dejábamos una sopa enfriándose toda la noche sobre la cocina, no pasaba nada, pero con el mercurio por encima de los 30º hay que controlar también los alimentos cocinados. Más si es una tortilla poco cuajada, una carne no muy hecha

Otra cosa con la que nos relajamos, especialmente si estamos disfrutando de una comida familiar al sol, es con guardar lo que sobra lo antes posible… Es mejor levantarse y en una carrerita ir a dejar en un tupper en la nevera el arroz tan rico que nos ha sobrado, que exponerse a ponerse malo con él en la recena. Y sino, nada como hacerlo igual de rico, pero ajustando más las cantidades, ¡que no sobre nada!

Ideas de recetas para empezar a comer fresquito

Y si os han entrado los siete males al leer “sopa”, por aquí os dejamos algunas ideas de platos frescos que podéis preparar para combatir las altas temperaturas sin morir en el intento. Para evitar esto último sobre todo… ya sabéis: buena conservación y refrigeración.

Seguro que estáis pensando en un buen salmorejo… pero ¿qué tal si le añadimos un escabeche de conejo -que además rima- y un poco de queso de cabra en dados? A cualquier ensalada le podéis agregar también algo de carne, que puede ser por ejemplo algo de cordero asado desmigado que nos haya sobrado del día anterior… Doble vida y un plato más fresco de campeonato.

steak tartar

Si os apetecen recetas de carne en crudo, recordad que hay que tener más cuidado que nunca, pero estamos de acuerdo en que platos como el carpaccio o el steak tartar apetecen muchísimo, y no nos vamos a privar si mantenemos la higiene correcta y aprendemos a conservar los alimentos en verano como manda este post. Os dejamos por aquí un post en el que os dábamos algunas recetas de carnes para comer en frío.

¿Todo anotado? ¡Pues a meterse a la nevera 😉! Y ‘feliz’ primera ola de calor de la temporada.

Relacionados